Examen de ultrasonido Doppler para estudiar el brazo o pierna

Un ultrasonido Doppler ayuda a medir la cantidad de flujo sanguíneo a través de las arterias y las venas utilizando ondas sonoras de alta frecuencia.

Cuando se tiene la sospecha de que existe un flujo anormal dentro de una arteria o vaso sanguíneo se recurre a este procedimiento para detectar cómo se encuentra el flujo vascular.

Esto puede ayudar a diagnosticar y tratar una variedad de afecciones, incluidos coágulos sanguíneos y mala circulación.

Este es un procedimiento sin riesgo y sin dolor que requiere poca preparación.

La prueba ayuda a tu médico ofreciéndole información importante sobre el flujo de sangre a través de las principales arterias y venas.

Resultado de imagen para ultrasonido doppler

También puede revelar un flujo sanguíneo bloqueado o reducido a través de áreas estrechas en las arterias, lo que podría conducir a un derrame cerebral.

Esta es una prueba que se suele realizar cuando se presentan signos de disminución del flujo sanguíneo en las arterias o venas de las piernas, los brazos o el cuello.

Una cantidad reducida de flujo sanguíneo puede deberse a un bloqueo en la arteria, un coágulo de sangre dentro de un vaso sanguíneo o una lesión en un vaso sanguíneo.

Esto sería entonces en los casos que se sospeche de:

  • Trombosis venosa profunda, esto es un posible coágulo que se llega a presentar generalmente en las regiones de la pierna o la cadera
  • Tromboflebitis superficial, aquí se presume de una inflamación de las venas debido a un coágulo de sangre en una vena justo debajo de la superficie de la piel
  • Arteriosclerosis, cuando se observa un estrechamiento y endurecimiento de las arterias obstaculizando el suministro de sangre a las piernas y los pies
  • Tromboangitis obliterante, una enfermedad rara en la cual los vasos sanguíneos de las manos y los pies se inflaman e hinchan
  • Tumores vasculares en brazos o piernas

El ultrasonido Doppler puede ayudar a determinar la presión arterial y será posible también mostrar cómo es el flujo de la sangre que corre a través de las arterias y venas.

En general, no se requiere preparación para esta prueba.

Si eres fumador, tu médico puede pedirte que dejes de fumar durante varias horas antes de la prueba.

Fumar hace que los vasos sanguíneos se estrechen, lo que puede afectar los resultados de la prueba.

Afortunadamente este es un procedimiento no invasivo e indoloro que no te expone a radiación dañina.

No hay riesgos asociados con esta prueba, y la mayoría de las personas sienten poca o ninguna molestia durante el procedimiento.

Lo que sí es importante resaltar es que es una prueba que generalmente se realiza en el departamento de radiología de un hospital, consultorio médico o laboratorio vascular periférico.

Al examinar las arterias y venas de las piernas, tu médico buscará el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Si se presenta una decoloración de la piel, dolor al caminar o descansar y /o úlceras en el pie o el tobillo, se sospechará de que existe un estrechamiento de los vasos sanguíneos.

La prueba se completará en aproximadamente una hora. Dependiendo de tus signos y síntomas, es posible que se te pida que realices algunos ejercicios leves después del procedimiento.

Una vez con los resultados en la mano, tu médico platicará contigo para saber cuál será el siguiente paso o en su defecto, el tratamiento a tomar.