House of Cards

Una de las mejores y más eficientes maneras de aprender inglés  de manera veloz es el ver series y películas en esta lengua –con subtítulos en inglés- ya que así la pronunciación y ortografía, así como lectura y comprensión, entran con facilidad a la mente.

Por esta razón,  el profesor de mis cursos de inglés en línea me ha dejado de tarea permanente el llevar acabo esta actividad para acelerar el proceso en el que llevamos trabajando unos meses y me ha servido mucho.

Una de las series que comencé a ver es una llamada “ House of Cards” una serie que ha conquistado Netflix  y se ha vuelto sumamente popular en muchos países. Esta serie me tiene muy picado ya que toca muchos temas que me son de sumo interés.

La serie trata de un ambicioso político “ Frank Underwood” experto en el arte de la manipulación de otras personas, capaz de cometer los peores actos y sonreír a la misma vez. Frank seria un excelente discípulo de  Nicolo Maquiavelo  ya que su lema –aunque no lo dice – se resume en el fin justifica los medios, especialmente cuando el fin es uno provechoso para uno mismo en una selva donde uno debe de cazar o ser cazado. Naturalmente Frank  Underwood no sería completo el tiburón que es sin su esposa Claire. Despiadada, ambiciosa e increíblemente hipócrita, Clair es la corriente que impulsa el agua de su esposo.

En la serie, Frank Underwood  es un congresista del partido demócrata quien maniobra habilidosamente, por medio de sucios medios de manipulación e influencia el llegar a la vicepresidencia de los Estados Unidos para después tomar  la presidencia al convencer al presidente electo a resignar y Frank subir al asiento presidencial sin ni siquiera tener que pelear una elección.

Mientras esto sucede, Clair va tomando fuerza en la conquista de sus ambiciones y va subiendo poco a poco hasta ser la primera dama. Sin embargo, ese titulo no le es suficiente y decide hacer que su esposo la haga embajadora a los Estados Unidos  en las Naciones Unidas para la paz sin importar que es una mujer depravada en todos los sentidos que utiliza su belleza física para conseguir sus objetivos, llegando a cometer casi los mismos actos obscuros de su esposo.

Aunque la pareja malévola esta casada, ambos tienen sus amantes y ambos lo saben, llegando muchas veces a charlar del tema riéndose ya que todos esos amantes los llevan mas cerca de su meta absoluta.

Algo muy entretenido, es que Frank Underwood habla mucho a la cámara, muchas veces en medio de una discusión o antes de un acto atroz como si el espectador fuera un discípulo a quien esta entrenando a ser como el-algo que esta funcionando con muchas personas-.

Aun no termino la serie, sin embargo la recomendó ampliamente a cualquiera que tenga interés por temas políticos.