Proyecto de prevención

En este ciclo escolar que recién termino surgió cierta problemática en el plantel escolar al que asisten mis hijos debido a que en la escuela tanto a la hora de la entrada como a la de la salida se hace un caos vial precisamente porque esta se ubica al paso de una avenida principal, el riesgo es constante para todos, no solo para los menores sino para cualquiera que tenga que estar parado afuera del instituto, pues los transportistas como todos sabemos son unos cafres para manejar y no respetan a los peatones.

Se intentó dar solución formando un comité de seguridad en una reunión que se llevó acabo en las instalaciones del mismo plantel este se integró gracias a los padres de familia y mesa directiva así como personal docente escolar; llegando a la resolución de ir acordonando un pequeño espacio de la calle en los horarios ya establecidos, aunque eso solo fue funcional por unas cuantas semanas exageradamente unos cuantos meses por que las mamás encargadas del comité se les complicaba presentarse todos los días ya fuera por sus mismas ocupaciones o por que poco a poco fueron perdiendo el interés por ser siempre las mismas personas las que apoyaban, además de recibir constantes reclamos o groserías  ya fuera de los automovilistas o por parte de los mismos padres de familia a los que se les prohibía estacionar su auto en esta zona designada para resguardar el paso y no para su servicio; además de que el cordón de seguridad era un lazo amarrado a unos postes improvisados con unas latas y rellenas de cemento con un palo de escoba, en realidad eso no era una protección real.

Entonces cansados de esta situación la directora del plantel junto con la mesa directiva y el comité antes mencionado, recibieron una excelente propuesta por parte un padre de familia preocupado por esta circunstancia, el comento que formaba parte de una brigada de protección civil; nos hizo una serie de propuestas mismas que consistían en que lo primero que se debía hacer era pintar sobre el pavimento la leyenda de “MANEJE CON PRECAUCION ZONA ESCOLAR” y esto se debía hacer a unas calles para poder ubicar sin problema la distancia en color amarillo e indicar la prevención, así como sobre el asfalto que da exactamente a la entrada del plantel en verde limón fluorescente colocar el pictograma de “CRUCE ESCOLAR” y así de esta manera proporcionar a los conductores el poder seleccionar la ruta más adecuada en el horario escolar así mismo de respetar las normas de seguridad. También dijo este señor que él podía conseguir unos trafitambos a un costo accesible, que al principio parecía más un negocio que apoyo al menos eso parecía, aunque ya después que nos explicó los beneficios de contar con ellos y ahora honestamente creo que fue una muy buena inversión. Una vez que nos hizo saber que nos servirían para delimitar la zona y poder con ello resguardar la integridad física del alumnado, personal docente y papás, por lo tanto con ellos librarse de esta molesta y sobretodo peligrosa problemática ya que estas herramientas tan visibles y que serian de fácil manejo para las mujeres gracias al asa que forma parte de la misma pieza, también por su sencillo almacenamiento debido a que se pueden apilar al contar con un buen tamaño y su peso es ligero.

Ahora es justo decir que esta solución fue la más acertada y funcional, aunque en un inicio esto no parecía viable fue un gasto bien invertido, a largo plazo utilitario y eficaz.