¿Realmente me conviene comprar un auto?

La primera vez que me hice tal pregunta fue cuando me mudé a la Ciudad de México por cuestiones de trabajo. Lo normal sería pensar que en una gran metrópoli como esta, un automóvil propio es la mejor opción para desplazarse. Pero basta con presenciar uno de los embotellamientos que pueden formarse a cualquier hora del día y en prácticamente cualquier zona, para pensar el asunto dos veces.

Cuando la única ventaja que te da el auto es el tener un lugar relativamente cómodo para pasar el rato, mientras la circulación fluye de nuevo, comienzas a plantearte opciones alternas, como caminar, usar la bicicleta y recurrir al transporte público para las distancias más grandes.

Lo anterior podría funcionar en un lugar donde las vías de circulación y los medios de transporte funcionaran de manera óptima. Mas, de nueva cuenta, basta con dar un vistazo al panorama general de la Ciudad de México, para darse cuenta de que las alternativas antes mencionadas tampoco nos sacarán de apuros. Entonces, ¿comprar o no comprar auto? He ahí el dilema.

comprar-auto2

Hemos de admitir que en ciertas situaciones resulta de gran ayuda contar con un vehículo disponible. Si tienes un día de citas con clientes que están dispersos por toda la ciudad o que incluso se encuentran en la zona conurbada, el tener un auto te facilitará la misión de llegar rápido y puntualmente, pues de entrada no tendrás que preocuparte por hacer varias conexiones en el transporte público.

Ni qué decir de los compromisos que se extienden hasta altas horas de la noche; por cuestiones de rapidez, comodidad y seguridad, lo mejor es contar con un auto en esos momentos.

Y lo admito, incluso el ir y venir a diario del trabajo puede simplificarse al conducir, si pasamos por alto los embotellamientos

Ahora bien, ser propietario de un vehículo tiene un lado negativo, o por lo menos complicado, que va más allá del tráfico. Al plantearnos la compra de un auto, lo primero que consideramos es el costo del mismo. Sin embargo, se nos olvida que a ese precio debemos sumar otros pagos, como los del seguro, mantenimiento, gasolina, reparaciones y refacciones, y estacionamiento.

Estos gastos pueden consumir una buena parte de tu presupuesto mensual, incluso si no tienes que conducir todos los días. Por ejemplo, si en el lugar donde vives no cuentas con garaje o con un espacio de estacionamiento que puedas usar, tendrás que pagar una pensión para resguardar tu vehículo. Dejarlo en la calle no es la mejor solución que se te pueda ocurrir, pues además de que prácticamente sería una invitación a que roben tu auto, la mayoría de las aseguradoras se negará a cubrirte si tu vehículo sufre un daño por no contar con la protección adecuada.

Otra desventaja de comprar un automóvil es la depreciación. Si más adelante quieres venderlo, tendrás que hacerte a la idea de que obtendrás por él una cantidad menor a la que pagaste, y eso contando con que todo se encuentre en buen estado.

Pero existe una solución que concilia las ventajas de tener un auto a tu disposición cuando lo necesites, con las libertades y el ahorro de los que gozas al no ser propietario. Esta opción es el leasing o arrendamiento puro.

El leasing es una modalidad de renta a largo plazo, que te permite elegir el vehículo que necesites, por periodos que pueden ir de los seis a los dieciocho meses. Al término del contrato puedes renovar y optar por un modelo nuevo; cancelar, si ya no necesitas el vehículo, y en algunos casos, comprar, pagando la diferencia del costo total.

Actitud general

Hace poco tiempo fui a comer con un amigo a su oficina, ya que nos cambiamos a unas nuevas oficinas que están cerca de donde él trabaja desde hace aproximadamente cinco años.

Mi amigo es una persona que ha prosperado mucho en los últimos años, debido a una cadena de restaurantes y bares que todos los fines de semana están a reventar, dándoles tremendos ingresos semanalmente; mucho más gana él en una semana que directores de muchas empresas en un mes.

El problema es que mi amigo, debido a su tremendo éxito, se ha vuelto muy arrogante en muchos sentidos y particularmente en el sentido económico, juzgando de sobremanera a aquellos muchos que no tienen la suerte de tener el flujo de capital que él tiene.

Al estar sentado en su oficina entró una secretaria a entregarle unos boletos de VivaAerobus y se los dejó en su escritorio, a lo que él apenas volteó y dijo gracias, algo que causó una mirada peculiar en sus, ojos que mi amigo ni siquiera notó.

actitud3

Este fenómeno es algo que sucede mucho en el entorno mexicano de trabajo, donde las realidades son tan distintas entre los unos y los otros, un lugar donde algunos pocos viven en castillos de oro elevados sobre las estrellas, mientras que cientos de millones viven en las condiciones más atroces en las que se puede vivir, condiciones donde los animales en la selva la tienen mejor.

Todos sabemos sobre esta estrecha trinchera que existe entre las clases sociales de nuestro país, donde no existe la moderación, sino solamente el todo o nada; un país donde el blanco y el negro es lo único que existe.

Me he encontrado con personas que hablan del futuro de México y del cambio que tal o cual político traerá (por supuesto amigo de ellos), sin embargo, yo puedo firmar que la situación nunca va a cambiar en este país, ya que el aire en esta nación está demasiado contaminado y la patria está enferma terminalmente.

El problema enorme en este país es la pésima distribución de la riqueza y la falta de educación formativa como consecuencia de esto.

Nuestro sistema educativo es tan malo que nadie que yo conozca aspira a ser un maestro de primaria, esto es debido a que el ser un maestro de primaria significa hambre segura.

Esto significa que si nuestros niños están siendo educados por maestros de salarios mínimos, producirán inevitablemente hombres y mujeres de salario mínimo, algo que lleva sucediendo por más de 100 años.

actitud2

Debido a que la mayoría de las empresas no subirán los salarios a sus empleados, el gobierno debería de subir el salario mínimo y pagarle a los maestros de educación académica mucho más para causar incentivo de aspiración a tales profesiones.

Si bien las personas comunes y corrientes no podemos cambiar las cosas, lo que sí podemos hacer es cambiar la actitud entre nosotros, entendiendo que todos libramos una batalla diaria de vida o muerte.

Emprender no es cosa de todos

Día adía miles de proyectos son lanzados al mercado y muchos con la gestión de innovar pero en realidad todos los negocios perduraran por lo menos 5 años?

En este blog te hablaremos de todo lo relacionado a como generar un negocio, pero recuerda lo tienes que hacer con anticipación, aquí te daremos tips, recomendaciones de expertos, modelos de negocios, recetas para tener un excelente negocio, pero lo mas importante, experiencias que te ayudaran a tener un excelente negocio para ti como empresario al igual que mantener contentos a todo el personal que trabaje contigo.

Suscríbete en este sitio para que semana a semana te puedan llegar tips, modelos de negocio, entrevista con profesionales y mas.